top of page

Oso y Marmota son amigos y siempre juegan juntos. Es genial encontrar tesoros o cantar y bailar como si fuesen estrellas. Pero una tarde, Oso le dice a Marmota que ha invitado a Pato a jugar con ellos. A Marmota no le gusta Pato. Ni Pato, ni ningún otro animal que pueda estropear su amistad con Oso. Por eso está decidida a evitar que Pato vaya a jugar con ellos. ¡Y será capaz de hacer lo que sea necesario!

¿Qué enredos provocarán sus alocadas ideas?

 

Los fantasmas no llaman a la puerta

$515.00Precio
  • Eulàlia Canal

    Editorial: Algar

    Número de páginas: 40

    Formato: Pasta dura, 24 x 26.5 cm

     

bottom of page