top of page

La pequeña momia Endas se despierta dentro de la oscuridad de su pirámide porque tiene hambre, ¡MUCHA HAMBRE!Decide salir a comprobar si ya es hora de comer… pero los turistas huyen despavoridos al verla. Solo Nessa, una niña pequeña, se queda. Pronto se hacen amigas y deciden ayudarse para encontrar a la familia de Nessa y comida para Endas.

Una momia muy hambrienta